Crema de cangrejos

Los cangrejos, tanto de río como de mar, hay que comprarlos vivos, pues es la única manera de asegurarnos de que son frescos.

Hay que tener cuidado con sus pinzas al manipularlos y al meterlos en la olla, para que no se salgan. En 10 minutos los cangrejos estarán muertos y cocidos.

Crema de cangrejos

Lo más tedioso de la receta es pelar los cangrejos de río, las gambas y sacar toda la carne de los cangrejos de mar, pero el resultado merece el esfuerzo.

Ingredientes

Cómo se hace la receta de crema de cangrejos

Lavamos los cangrejos de mar y de río en agua fría. En una olla grande, vertemos abundante agua con sal y lo ponemos a fuego fuerte, hasta que empiece a hervir.

Agregamos los cangrejos de mar y de río, y las gambas o carabineros. Dejamos que se cuezan durante 10 minutos y pasado ese tiempo se sacan aparte.

En el agua que está cociendo, se añade la cebolla y la zanahoria picadas, la salsa de tomate, un trozo de guindilla y 2 cucharadas de mantequilla, dejando que continúe la cocción.

Sobre una tabla de cortar, pelamos los cangrejos de río y las gambas o carabineros, reservando las colas por un lado y las cabezas por otro.

A los cangrejos de mar les vamos a quitar los caparazones y vamos a sacar toda la carne que tienen dentro. Hacemos lo mismo con las cabezas de los cangrejos y de las gambas.

La carne que hemos sacado la ponemos en un mortero y la machacamos hasta que esté triturada completamente. Lo podemos diluir con un poco de agua, y lo vertemos todo en la olla que está cociendo con las verduras.

Dejamos que continúe con la cocción durante 30 minutos más. Después de ese tiempo, lo pasamos todo por el pasapurés y lo volvemos a poner en la olla.

Para espesar la crema, debemos mezclar la maizena en la leche fría y disolverla bien. Lo vertemos de nuevo a la olla y dejamos que cueza a fuego fuerte hasta que empiece a hervir.

Una vez que llegue a ebullición, lo retiramos del fuego. Si vemos que ha quedado muy espesa, podemos diluir la crema añadiéndolo un poco de nata líquida para cocinar. Vertemos la crema en una sopera y colocamos dentro las colas limpias que habíamos reservado.

Si las colas son muy grandes para comerlas de un bocado, las troceamos en bocados más pequeños. Probamos la crema y rectificamos de sal si es necesario, antes de servirla en caliente.

Si te sobra cangrejo, puedes reutilizarlo haciendo sushi. Si no sabes cómo hacerlo, te recomendamos la mejor web para aprender a hacer sushi que hay.