Lo mejor de la cocina italiana

Los seis quesos más caros del mundo

El queso es uno de los productos lácteos y gastronómicos más consumidos del mundo. Dentro del amplio abanico de clases de quesos que hay actualmente en el mercado tenemos para todos los bolsillos, algunos más caros y otros más baratos, pero con tanta variedad que satisfacen la demanda de este producto en cualquier momento.

En este artículo queremos compartir contigo una nota especial sobre los quesos, enumerándote cuáles son los 6 más caros que podemos encontrar actualmente en el mercado.

Los seis quesos más caros del mundo

La leche de búfala es más grasa que la de la vaca, con lo que se consiguen quesos realmente cremosos. Uno de los más famosos es la mozarela aunque no llega al precio que tiene el Cacio Búfala, un queso que se madura entre 8 y 12 meses en cuevas especiales.

Cuenta con un sabor muy agradable, textura compacta y es semiduro, al contrario que el mozarela. A pesar de ello se funde prácticamente al instante en nuestra boca, proporcionándonos un sabor intenso. Su precio ronda los 80 euros el kilo.

El Beaufort d’Éte es uno de los quesos más famosos del mundo, considerado como una delicia pero su elaboración bien vale lo que cuesta. Se dice que para hacer una rueda de unos 45 kilos de peso se necesitan aproximadamente unos 500 litros de leche.

Su maduración es de unos 18 meses en espacios con una humedad de más del 90% y siempre por debajo de los 15 grados, proporcionando un sabor intenso, con matices de mantequilla y nuez. Su precio también ronda los 80 euros el kilo.

Un poco más caro es el Rogue River Blue, con un precio de 87 euros el kilo aproximadamente. Se fabrica con leche cruda de vaca y es un queso azul envejecido en cuevas durante un espacio de tiempo como mínimo de 12 meses.

Comenzamos con los quesos de precios desorbitados, como el Ehite Stilton Gold, perteneciente a la familia de quesos Stilton, apreciada en todo el mundo. A este queso se le añade oro comestible, siendo apreciado, como no podía ser de otra forma, por los paladares más excéntricos y que se lo puedan permitir. Su precio es de 765 euros el kilo.

Con 773 euros el kilo pasamos a otro de los quesos más caros del mundo, el Moose Cheese un queso hecho con leche de alce en Suecia. En la localidad sueca de Bjurholm se encuentra la única lechería de alces del mundo, donde solamente hay tres ejemplares que dan leche, la única puede ser ordeñada entre los meses de mayo y septiembre.

No es de extrañar que con esas limitaciones, su producción sea tan limitada, de unos 240 kilos por año, lo que hace que tenga ese precio tan desorbitado.

Pero si hablamos de precios altos, cerramos este artículo con el queso más caro del mundo, el queso Pule, que llega a costar alrededor de unos 980 euros el kilo y no, no tiene oro.

Se elabora con leche de burra de los Balcanes y hay muy pocos ejemplares de esta especie en el mundo, solo en la zona de Zasavica. Además de que no dan demasiada leche, se necesitan alrededor de 25 litros para hacer una pieza que apenas llega a un kilo.