Son innumerables los platos que se pueden cocinar. Basta variar un poco los ingredientes para tener unos raviolis o una lasaña de carne. Lo mejor de todo es que cada país tiene sus platos típicos, con lo que nunca nos aburriremos por tener que comer lo mismo.

Y si por algo destaca Italia, es por su excelente cocina. ¿A quién no le gusta la pasta?

Por escasez de ingredientes, por aburrimiento o por falta de ideas, no siempre ponerse a cocinar es sencillo y agradable. Para esos momentos en los que te vence el desánimo, es muy importante contar con una chispa de inspiración que nos devuelva la ilusión por la cocina.

Esa chispa puede venir en forma de nuevo ingrediente o de receta.

La mejor receta de salsa carbonara

La salsa carbonara proviene de la cocina italiana, y se suele utilizar principalmente en platos de pasta, quichés o ñoquis. Cuando esta salsa se añade a cualquier tipo de pasta, el plato se llama pasta carbonara.

La receta de esta salsa tan popular es sorprendentemente simple, lo que significa que cualquier persona puede aprender cómo hacerla en casa.

La mejor receta de salsa carbonara

Hay varias versiones de esta salsa, pero hay dos ingredientes que han permanecido inalterables en todas ellas, que son el queso y el bacon o panceta. Además de estos, otros ingredientes que se utilizan muy comúnmente son los huevos y la nata.

La pasta y la salsa carbonara van de la mano. Cuando se cocinan los dos correctamente, hacen una combinación deliciosa y nutritiva.

¿Cómo hacer la mejor salsa carbonara? Sigue leyendo.

Necesitarás:

  • 110 gr de bacon o panceta
  • 1 cebolla
  • 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 2 huevos enteros
  • 200 ml de nata
  • 100 gr de queso parmesano, rallado
  • Sal y pimienta negra molida

Paso 1: Prepara una sartén grande y vierte el aceite de oliva mientras lo pones a calentar a fuego medio. Pela y pica la cebolla muy finamente (lo puedes picar un poco más grueso si quieres encontrarte trozos más grandes de cebolla) y añádela cuando el aceite esté caliente.

Paso 2: Sofríe la cebolla durante varios minutos, revolviendo de vez en cuando, hasta que veas que se ha ablandado. Incorpora el bacon picado y continúa con la cocción hasta que el bacon se empiece a dorar ligeramente.

Paso 3: En un bol, bate los huevos y añade el queso y la nata. Vierte esta mezcla en la sartén y remuévelo todo hasta que la salsa empiece a espesar. Si ves que ha quedado demasiado espesa, añade un poco de agua y continúa mezclándolo hasta que tenga la consistencia adecuada.

Paso 4: Sazona con sal y pimienta negra a tu gusto y añade la salsa caliente a tu plato preferido.

Consejos y trucos:

Aunque la salsa se puede preparar otro día, es mejor hacerlo con la pasta a la vez.

Cuando mezcles el queso con los huevos, revuélvelo enérgicamente para asegurarte de que la mezcla no produce grumos.

Puedes personalizar el plato con cebollino, hierbas aromáticas o especias a tu gusto.

Beneficios para la salud de salsa Carbonara:

Esta salsa incluye varios lácteos, como la nata y el queso, que proporcionan gran cantidad de calcio y magnesio. Los productos lácteos también son ricos en proteínas, fósforo y vitaminas del grupo B.

Al tener panceta o bacon, también tiene hierro. Por eso cuando se combinan todos los ingredientes, puede ser muy beneficioso.

Sin embargo, la salsa carbonara tiene bastante grasa.

Ensalada de arroz a la italiana

Esta ensalada alegre y colorida es perfecta para los días de verano calurosos, pues además de nutritiva, es muy refrescante. Es un plato que incorpora muchos ingredientes, pero se pueden eliminar o sustituir por otros que más te gusten.

Lo ideal es escoger ingredientes de calidad, sobre todo las anchoas, que son las que más se notan. Todo dependerá del presupuesto del que dispongamos.

Leer más

Pierna de cordero asada con erizos de patata

El cordero es una carne popular, pero con un sabor fuerte que resulta un magnífico plato para una celebración especial. A la hora de comprar las piernas de cordero, siempre hay que elegir uno cordero fresco, y orgánico si puedes. Lo ideal es comprárselo a un ganadero cercano de confianza.

Leer más

Salmotetes al estragón

El salmonete se llama así debido a su parecido con el salmón. Su piel es llamativa, brillantemente y coloreada. Su carne es firme y de color rosada, tiene un delicado sabor que combina a la perfección con ingredientes de sabor más fuerte, como el estragón.

Esta hierba aromática tiene un intenso sabor mezcla de anís dulce y vainilla suave. Es una hierba clave en la cocina francesa, y va muy bien con los huevos, el queso, pescados suaves y aves de corral.

Leer más

Crema de cangrejos

Los cangrejos, tanto de río como de mar, hay que comprarlos vivos, pues es la única manera de asegurarnos de que son frescos.

Hay que tener cuidado con sus pinzas al manipularlos y al meterlos en la olla, para que no se salgan. En 10 minutos los cangrejos estarán muertos y cocidos.

Leer más

Espaguetis con almejas

La pasta es un producto característico de Italia, y se puede acompañar de un sin fin de ingredientes diferentes, por ejemplo, con almejas.

Las almejas tienen que limpiarse muy bien, porque a nadie le gusta masticar arena en el plato, pero esa es toda la complicación que tiene. Lo demás es muy fácil, hervir la pasta al dente y hacer un refrito con ajo y perejil.

Leer más